Rancagua ofrece un interesante legado histórico-cultural, sus rincones y calles marcan la historia de la ciudad. La Casa del Pilar de Esquina es un claro ejemplo de ello, cuyos antecedentes de construcción datan de 1780. O la recién restaurada Iglesia de La Merced, que sirvió de refugio a las tropas patriotas en la Batalla de Rancagua. Esto, sumado a los distintos restaurantes que conviven en las principales calles del casco histórico, ofreciendo gastronomía típica de la zona huasa, convierten actualmente al centro de Rancagua en un destino atractivo para cualquier turista.

A principios del año 2017 se inaugura el Barrio Gastronómico de Rancagua, proyecto financiado por el Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional a través del Fondo de Innovación para la Competitividad.

El proyecto, cuya ejecución está en manos de la Universidad del Pacífico, con el apoyo de la Municipalidad de Rancagua y la Corporación del Libertador, tiene por objetivo promover el fortalecimiento de la Agrupación de Empresas Gastronómicas del Centro Histórico de Rancagua, desarrollando el barrio bajo un proceso de innovación y transferencia tecnológica.Poco a poco se trabaja para construir un potente circuito culinario que sea visible tanto para los rancagüinos y turistas de otras regiones y países.


¡Bienvenidos al primer Barrio Gastronómico de la sexta región!

 
//]]>